¿Para qué sirve un blog? Qué puedo hacer con él y qué aporta en mi negocio

Esta es una de las grandes preguntas que se hacen emprendedores, negocios de cualquier tamaño e incluso empresas que se proponen tener presencia en internet.

¿Para qué sirve un blog? ¿Es rentable invertir tiempo y dinero en publicar contenido?

El blog es una de las principales fuentes de tráfico orgánico de un sitio web. Y, en mi opinión, invertir en él desde el principio es todo un acierto.

¿Por qué? Si pensamos en un embudo de ventas, lo primero que necesitamos para alimentarlo es tráfico.

Y este tráfico puede ser orgánico o de pago.

El de pago solo funciona mientras están activas las campañas.

Pero el orgánico trabaja de forma ininterrumpida mientras no se descuide.

La única diferencia es que el primero da resultados de inmediato y el segundo en el largo plazo (aunque son más duraderos e incluye otros beneficios)

Lo ideal es implementar una estrategia de captación de tráfico en el que se combinen ambos tipos.

Así que, ¿te apetece descubrir qué es un blog, para qué sirve y cómo crear contenido para uno?

Para-qué-sirve-un-blog

 Crear contenido de valor en un blog es una semilla que genera resultados en cualquier negocio y sector.

Qué es un blog y cuáles son sus beneficios

Seguro que alguna vez has leído o seguido uno. O incluso ha sido el lugar donde has encontrado las respuestas que andabas buscando.

Un blog es un sitio web que contiene contenido de valor, noticias, novedades o información respecto algún tema en específico.

Hay miles de ejemplos de blogs que te podría mencionar aquí. Este es uno de ellos.

Y los puedes encontrar de todo tipo: personal, corporativo, educativo, de entretenimiento… Y de cualquier sector o temática.

Pero veamos más detenidamente qué es un blog y cuáles son los beneficios que puede ofrecer en un negocio o empresa.

Qué es un blog

La anterior es una definición teórica sobre qué es un blog.

Pero a mi me gusta explicarlo desde un punto de vista más útil y funcional.

Para una empresa o negocio, un blog es el lugar a través del cual se puede captar la atención del público objetivo (posibles clientes), posicionarse como referentes en un sector y tener visibilidad en internet.

Siempre a través de los contenidos de valor y de calidad que se publiquen en él.

Y, por otro lado, para el usuario es una fuente inagotable de información donde encuentra respuestas a sus dudas más frecuentes.

Cómo, por qué, dónde, cuándo… Si la estrategia de contenidos está bien definida, el usuario podrá encontrar en el blog los datos que necesita para avanzar en el proceso de compra de forma natural.

Beneficios para los negocios y empresas

¿Entiendes ahora para qué sirve un blog?

En mi opinión todas las marcas deberían tener uno. Aunque publiquen contenido 1 vez al mes.

Lo ideal sería hacerlo de forma más frecuente, pero puede ocurrir que no se disponga de los recursos para hacerlo.

Lo importante es que el usuario vaya a él y encuentre información interesante que le pueda ayudar y a la vez sirva para generar confianza.

Hablando de confianza, ¿qué otros beneficios tiene crear un blog para un negocio o empresa?

  • Autoridad y reputación. Hablar sobre una temática como experto, hace que otras personas tengan una opinión positiva sobre una marca o profesional. Así como confianza y seguridad en que lo que dice es cierto.
  • Tráfico y visibilidad. Aparecer en buscadores de forma orgánica, ayuda a una marca a ser visible en internet. Esto se traduce en una fuente de tráfico natural que llega hasta el sitio web. Y una marca visible y que recibe tráfico es una marca que vende.
  • Posicionamiento y credibilidad. Si se trabaja de forma adecuada el SEO, el contenido de un blog puede llegar a posicionarse en los primeros resultados de un buscador. Esto a la vez que deriva en tráfico y visibilidad también lo hace en credibilidad. El usuario le da más valor a aquellos resultados que aparecen en primer lugar, que a los que lo hacen más abajo.
  • Cercanía. Las características de un blog lo hacen transmitir cercanía con el público al que se dirigen. Está ahí para ofrecer respuestas e incluso se pueden dejar comentarios bajo el contenido. El usuario siente que la marca lo está ayudando y eso provoca que, cuando tenga que dar el siguiente paso de adquirir un producto o servicio de pago, lo haga con la marca que le prestó apoyo a través de su blog.
  • Ser contenido pilar para otros canales. Y otro de los beneficios de todos los tipos de blog que existe es que sirven como contenido pilar para otros canales. Es decir, el contenido de un post se puede reutilizar para crear, por ejemplo, una newsletter, post para redes sociales e incluso guiones para vídeos o podcast.

Sobre esto último hablaremos a continuación.

Acabo de publicar un post en mi blog ¿Ahora qué?

Si el contenido está bien creado estratégicamente y desde un punto de vista SEO friendly, este se posicionará de forma natural en el buscador.

Pero no todo es sentarse a esperar a que Google lo haga todo. Nosotros podemos darle un empujoncito para que reciba visitas e incluso para que su contenido llegue a otros canales.

¿Cómo?

Veamos qué puedes hacer con los post de tu blog una vez publicados:

  • Newsletter. Lo primero que podrías hacer es enviar una newsletter a tu base de datos aportando valor relacionado con el post que acabas de publicar. Puedes desvelar un fragmento del contenido, pero si quieren ver el resto deberían ir a tu web a leer el post completo. Lo que estamos haciendo es llevar tráfico hacia tu blog. Y para que esto ocurra debes crear la necesidad y curiosidad suficiente en tu newsletter.
  • RRSS. También puedes dividir el texto de tus post en fragmentos más pequeños y publicarlos en tus redes sociales. Así, por ejemplo, puedes crear listas, checklist, carruseles, publicar frases destacadas del contenido… Y no tendrás que pensar qué publicar. Solo tendrás que desgranar el texto que ya has trabajado. Eso sí, no te olvides de añadir un CTA para que vayan a ver el contenido completo en tu blog.
  • Vídeos y Podcast. Una forma de nutrir otros canales del marketing de contenidos es reutilizando el contenido de un post para convertirlo en un guion para vídeo o podcast. Hay personas que prefieren estos canales al blog y que también pueden ser clientes potenciales de tu marca. Así que no los dejes fuera y crea también contenido para ellos.

¿Te va quedando más claro para qué sirve un blog? Veamos ahora un esquema general sobre cómo puedes crear contenido de calidad.

Cómo crear un blog útil

En este apartado no te voy a hablar de aspectos técnicos sobre cómo crear un blog.

Si no que te voy a contar de forma resumida cuáles son los pasos que yo misma sigo para crear contenido de valor en este y en otros blogs.

¡Toma nota!

1) Identifica los temas de interés para tu audiencia

El tiempo que vayas a invertir en crear contenido para tu blog debe ser rentable.

Y la única forma de hacerlo es creando contenido que tu público quiera leer.

Piensa que estás escribiendo para ellos, no para ti. Y que por tanto debes hacerlo sobre temas que a ellos le interesen, no sobre los que te interesan a ti.

Eso sí, deben estar relacionados con tu oferta. Es decir, con los productos o servicios que ofreces, sino la estrategia no tendría sentido.

Para identificar estos temas puedes hacer encuestas en tus redes sociales, mirar otros blogs y canales de YouTube, leer sus comentarios, preguntar a tu base de datos…

No obstante, aquí tienes algunas ideas para crear contenido: 11 Ideas de creación de contenidos para aumentar la atención, interés y confianza de tu audiencia.

2) Realiza un estudio de palabras clave

No solo debes identificar la temática de interés de tu público, sino que también es muy importante que descubras cuáles son los términos por los que más busca ese contenido en la red.

De ese modo podrás usarlos como palabras clave en tus artículos y esto te ayudará a posicionarte de forma efectiva.

Existen varias herramientas que te dan este tipo de información. Por ejemplo: KWFinder, Ubersuggest, Keyword Tool, Semrush.

3) Define la estructura de tus post

El siguiente paso que siempre doy es definir la estructura o esquema de cada post que voy a escribir.

No voy escribiendo sobre la marcha lo que se me ocurre, sino que organizo toda la información que he recogido sobre el interés del público y las palabras clave y lo uno para crear un esqueleto lo más completo posible.

Lo que suelo hacer es definir todos los subtítulos H2 y H3 que van dentro del post, así como la información que quiero incluir en cada uno de ellos.

4) Crea titulares

Y hablando de títulos, el siguiente paso es precisamente este: crearlos.

Lo cierto es que si queremos que nuestro contenido sea atractivo y la audiencia muestre interés en leerlo, nos vamos a tener que currar esos titulares.

Los más importantes son el título principal del blog (H1) y el Título SEO (el que aparece en la lista de resultados de Google).

Pero no nos podemos olvidar de todos esos subtítulos que también forman parte del contenido (H2, H3, H4…)

¿Quieres algunos trucos? Ve a ver este otro post: Cómo hacer títulos que capten la atención de tus usuarios para que se detengan a leer lo que tienes que decirles.

5) Añade técnicas de SEO On Page

Para el posicionamiento del contenido es muy importante que no nos olvidemos de esta parte.

Se consideran técnicas de SEO On Page todas aquellas acciones que están relacionadas con cumplir los requisitos de este dentro del mismo post.

Así, por ejemplo, deberás usar las palabras clave identificadas, incluirlas en tus títulos y subtítulos, en tu meta descripción, en el alt de las imágenes, en la URL…

Debes crear textos legibles, sin plagiar a otros, aportar calidad al lector, incluir enlaces internos y externos…

Tienes toda la información sobre técnicas de SEO On Page aquí: Cómo mejorar el posicionamiento SEO para que tu infoproducto gane visibilidad.

¡Ya tienes todas las herramientas para empezar a crear un blog!

Ya sea que lo hagas por tu cuenta o lo delegues, el blog forma parte esencial de la estrategia de marketing de un negocio.

Es cierto que sus resultados no son inmediatos, pero merece la pena invertir tiempo y dinero en él.

En el largo plazo otorga beneficios que no da el tráfico de pago.

Y  es que imagina que activas una campaña de publicidad, impactas en un número determinado de personas y estas muestran interés en tu marca.

Pero cuando van a buscar en Google más información sobre ti, no encuentran nada.

O la información que aparece está en la décima página de resultados.

¿Crees que generará la misma confianza que si a golpe de clic pueden encontrar contenido de valor que has publicado?

La respuesta es evidente.

Pero como te decía antes, no se trata de elegir una opción u otra. Se trata de equilibrar ambas, porque podrán potenciarse y aportar mejores resultados.

¿Qué opinas? ¿Te gustaría añadir algo más sobre para qué sirve un blog?

¡Te leo en los comentarios!

Deja un comentario

  • Responsable: Sandra Domínguez Carrasco
  • Fin del tratamiento: Utilizaré la información que me proporciones aquí para gestionar y moderar los comentarios que realices en este blog.
  • Destinatarios: tus datos se guardarán en Raiola, mi proveedor de e-mail y hosting. Ver política de privacidad de Raiola.
  • Legitimación:Consentimiento del interesado.
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos:Tienes derecho al acceso, rectificación, portabilidad y olvido. Puedes ejercerlo contactando conmigo en: hola@sandrado.com
  • Contacto: hola@sandrado.com
  • Información adicional: Consulta la información detallada sobre Protección de Datos en mi Política de Privacidad.

Abrir chat
1
Haz clic aquí y hablamos 😄
¡Hola!

Adelante, pregúntame lo que necesites
Powered by